Visita el rascacielos peor diseñado en Londres

La revista Building Design otorgó este año el premio Carbuncle Cup (copa forúnculo) a un rascacielos en Londres, situado en la City, el centro financiero de Londres, el conocido como Walkie Talkie recibió este premio al peor diseño arquitectónico.

A este rascacielos se le ha atribuido el poder de deformar partes de un coche y quemar el asiento de una bici dado el efecto lupa que su forma cóncava y cristales ocasionan. La temperatura en la parte baja del edificio puede llegar a superar la temperatura ambiente en 20 grados centígrados.

A esto han de sumarse las corrientes que son habitualmente atribuidas a los grandes rascacielos, que en el caso del Walkie Talkie hacen de este un estorbo para los viandantes.

El diseño del edificio se ensancha en la parte superior para maximizar el espacio de las plantas superiores y está localizado en un area separada de los otros rascacielos, por lo que supone un su diseño no encaja con el resto del paisaje.

El arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, autor de este diseño, reconoció que se habían cometido errores en este edificio y dijo nunca haber imaginado que el reflejo del edificio pudiera causar tantos daños.

Como anécdota, os cuento que un presentador de televisión cocinó un huevo frito con el calor generado por el reflejo del edificio.

Si queréis ver con vuestros ojos este edificio, se encuentra situado en el número 20 de Fenchurch Street, London EC3M.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail